lunes, 29 de junio de 2015

5 claves para convertirse en un líder motivador

1. Motivación personalizada

Hay trabajadores talentosos que pueden estar bloqueados, por miedo o frustración, que les impiden dar lo mejor de sí mismos, ya que provocan desmotivación para hacer las tareas. Por ello, hay que tratar de aplicar una motivación personalizada a cada empleado. Consta de tres simples pasos: generar un clima de confianza, para poder hablar con libertad y tranquilidad; preguntar directamente por su problema o problemas; y convertirse en un guía que le ayude a superar esos problemas.

2. Compartir anécdotas personales

Hablar con los trabajadores sobre la forma en la que aprendió ciertas cosas de la vida o del trabajo, como se superaron obstáculos, les permite creer que las cosas son posibles. Se convertirá usted mismo en una referencia para ellos.

3. Reconocer el trabajo bien hecho

Cuando alguien haga de manera excelentemente su trabajo, o haya aplicado el máximo esfuerzo, es muy positivo felicitarle por ello. Un buen trabajo siempre debe notarse.

4. Corregir con inteligencia

Cuando un colaborador falla, hay que saber corregirlo, para no provocar desmotivación. Hay que tener tacto, hablar con él en privado, comentar los errores con tranquilidad, y buscar juntos soluciones y respuestas para que no se vuelva a repetir.

5. Convertir las metas personales en las de la empresa


Hay que esforzarse para que los empleados hagan suyas las metas de la empresa. Y viceversa, hay que tratar de ayudar a los empleados a conseguir sus metas personales, para que estén motivados.

Fuente: Eleconomista

3 comentarios:

  1. Con todo respeto, quisiera hacer el siguiente comentario:
    • Con base a las diferentes Teorías sobre los estilos de liderazgo y los tipos de motivación, dar una especie de “receta” sobre como convertirse en un líder motivador, deja afuera de la misma a muchos lideres que no se ajustan a cualquiera de las descripciones que se pudieran dar. Podríamos tratar de conjugar las Teorías sobre Liderazgo con las Teorías Motivacionales y encontraríamos tantas y tan diversas coincidencias que sería muy complicado dar un Estándar sobre como se puede ser un buen líder motivador. Un fuerte contraste entre lo que sugieres, que un líder motivador debe ser muy empático con sus colaboradores y lo que puede funcionar, lo podemos observar con el tipo de Liderazgo que ejerció Steve Jobs en Apple, su forma de conducir la compañía, generalmente fue como un líder carismático, pero con una fuerte tendencia Autocrática, sobre todo con la gente que no le entregaba buenos resultados o que hacían las cosas diferentes a como el las quería. Constantemente los agredía verbal y psicológicamente manifestándoles que lo que hacían era una porquería, justificando sus actos como una vía para lograr la excelencia. La gente cercana a él, se inspiraba en su forma de ser y lograba sus metas, muchas veces superando las expectativas que el imponía y los que no aguantaron este comportamiento o no lo toleraban, se fueron, a esas personas Steve Jobs les llamaba “capullos” y estaban lejos de su circulo de excelencia. Entonces, cabe la pregunta ¿puede ser exitoso un líder motivador diferente al que describes en tu aportación?, con base al ejemplo que te describo, la respuesta es ¡si!. ¿en que radica que se logre el éxito o el fracaso del líder? En lograr que su visión de las cosas en el contexto en el que se desarrolla, sea la misma que las de sus colaboradores, independientemente de la manera como se la haga llegar, manteniendo un alto contenido de motivación que se adapte al estilo que el líder proyecta, que en el caso de Steve Jobs, mayormente fue una motivación hacia el logro, pero con innovación, dejando en claro entre la gente que formaba su compañía, que siempre hay una forma de mejorar las cosas.
    espero que mi comentario contribuya un poquito en la tarea de tratar de entender como ser un buen líder y sobre todo, mantener a nuestros colaboradores con altos indices de motivación. Gracias y un saludo

    ResponderEliminar
  2. Los subordinados siempre están a la expectativa de lo que el líder desea que se logre en conjunto, la motivación puede ser de diversas formas, tal como la explican las diferentes teorías que hablan al respecto, pero finalmente, lo importante es lograr el objetivo por lo cual todos trabajan. Aquí cabe mencionar que muchas organizaciones se rigen por los resultados, sin importarles muchas veces las formas, sin embargo, determinar si es correcto o incorrecto actuar sobre esa directriz, sería motivo de un debate mas amplio, que incluya conceptos relacionados con la ética y la moral.

    ResponderEliminar
  3. Cierto como la vida misma, algunos superiores deberían de saber transmitir y a su vez prescribir al equipo de dirección el trabajo de su equipo, desgraciadamente en muchas organizaciones algunos pretenden salvar su cuello a costa de los demás..., lo comparto.

    ResponderEliminar