domingo, 21 de diciembre de 2014

Liderazgo femenino. Algunas claves para alcanzar los puestos de dirección y mantenerse en ellos

liderazgo_femenino
El acceso de las mujeres a los puestos de dirección de las empresas sigue siendo en la actualidad muy complicado. Además, cuando lo consiguen, su trabajo es, muchas veces, cuestionado por gran parte de los empleados, que prefieren que la empresa sea dirigida por un hombre. ¿Por qué liderar siendo mujer sigue resultando tan difícil?

Sandra Marín, coach, consultora y formadora en la consultora Mikah de Waart, ha analizado las razones por las que para el sexo femenino es más difícil llegar y mantenerse en cargos directivos, tras haber trabajado con cientos de mujeres empresarias y con puestos de responsabilidad dentro de la empresa.

Tras este análisis, Marín ha facilitado las siguientes claves para alcanzar un liderazgo femenino de éxito:

Hacerse visible y reconocer las posibilidades. Una vez decidido asumir un puesto de dirección, hay que hacerse visible y estar presente. Muchas mujeres son segundas de a bordo y no destacan entre sus compañeros, por lo que se debe de demostrar la valía creyendo en las posibilidades de cada una y mostrando ante los demás la capacidad de liderazgo.

Negociación. Tanto para conseguir el puesto como para poder desempeñarlo, la negociación es otro de los pilares que rodea a la dirección femenina. Disponer de habilidades comunicativas y técnicas de negociación permitirá defender el propio puesto al mismo tiempo que desarrollar cada nuevo proyecto. Sandra Marín aconseja defender los propios intereses como parte de los intereses de la propia empresa.

Agradable, pero competitiva. Asumidas las responsabilidades, muchas directivas, en su afán por demostrar sus competencias, olvidan la esencia que les puede ayudar en el desempeño de su cargo. Asumir roles demasiado masculinos no siempre es garantía de éxito, y muchas veces no casan con la manera de ser de cada una. Pero la mano izquierda, la empatía y la sensibilidad no están reñidas con tener carácter, fuerza y competitividad.

Superar el 'Síndrome del impostor'. Las personas directivas o líderes de un grupo es posible que hayan tenido que lidiar con el 'Síndrome del impostor', especialmente presente en el sexo femenino y, sobre todo, en mujeres de éxito, aunque que puede ser experimentado por cualquier persona. Éste aparece cuando se tiende a pensar que los logros fueron fruto del azar, que todo lo que se ha conseguido fue cuestión de suerte y que cualquier persona puede hacerlo mejor que una misma.

Según Marín, dichas creencias esconden inseguridad y falta de autoestima, y algunos estudios confirman que gran parte de la población pasa por un periodo así en su vida laboral, cuando empieza un trabajo o asume un rol diferente o de mayor responsabilidad.


Para afrontar y superar esa situación, Marín recomienda aprender a valorarse, entender y aceptar que no se tienen por qué conocer todas las respuestas y que es positivo recompensarse por cada reto diario conseguido.

Fuente: RRHHpress

miércoles, 10 de diciembre de 2014

10 acciones que te convierten en líder

Descubre si tienes alguna de estas características para para convertirte en el dirigente que tu negocio necesita para crecer.
Por Martin Zwilling
La gente que ha trabajado para alguien durante mucho tiempo no se da cuenta lo difícil que es ser un líder. Todo nuevo emprendedor debe realizar buenas acciones para ser percibido como un líder en su negocio o el camino al éxito desaparecerá. Estas acciones o principios básicos que grandes emprendedores como Tony Hsieh, CEO de Zappos, y Phil Libin, CEO de Evernote, aprendieron desde el principio.
Estas acciones los han ayudado a construir confianza entre los miembros del equipo y darles un buen mensaje a los socios, inversionistas, vendedores y clientes. Si quieres ser como ellos, es tiempo de verte al espejo y ver cuántas de estas acciones ya son parte de ti y cuáles necesitas aprender.
1. Tiene la habilidad de comunicar a dónde va y por qué. Esto requiere que sepas quién eres y lo que defiendes para tener la visión para el cambio. Después, necesitas estar dispuesto a comunicar esa visión a todos los que están a tu alrededor. Las personas no te seguirán si no tienen idea hacia donde te diriges y de qué beneficios gozarán ellas también.
2. Siente pasión y compromiso por la causa detrás de su negocio. Esta convicción es lo que motiva a todos los que están a tu alrededor para que estén en los momentos buenos y malos.
Construir un negocio es más difícil de lo que parece. Seth Godin dice que para que un negocio promedio tenga éxito de la noche a la mañana se necesitan aproximadamente seis años, y él es optimista.
3. Demuestra experiencia en el campo. En cualquier negocio, no es posible sustituir la experiencia personal y las habilidades adquiridas con cualquier formación académica. Debes ser líder a través del ejemplo y demostrar que tienes conocimientos de cierto tema para que confíen en ti.
4. Fortalece constantemente las relaciones. Ningún emprendedor puede construir un negocio solo. Tu red de contactos necesita crecer contigo y tu negocio. Eso sólo pasa si tienes un rol activo en tu comunidad y asociaciones empresariales relevantes con gente que piense parecido a ti. Esfuérzate para ayudar a otros. 
5. Tiene la disposición de tomar decisiones a tiempo y actuar. Recuerda que una buena decisión a tiempo es más probable que salve tu negocio que decidir muy tarde. En general, cualquier decisión es mejor que no decidir nada. Los emprendedores inteligentes se toman un tiempo razonable para considerar todas las alternativas antes de seguir adelante y no ver hacia atrás.
6. Practica la autodisciplina. A la gente no le gusta seguir a un líder que se impredecible, inconsistente y que siempre cambie de dirección. Los líderes auténticos están dispuestos a abrirse y establecer una conexión con todos los que están a su alrededor. Esto crea relaciones de confianza y lealtad.
7. Promueve la innovación y a pensar “fuera de la caja”. En los negocios, esto significa tener una mentalidad creativa, tomar riesgos y mejorar continuamente. No esperes que la competencia te fuerce a mejorar tus productos, bajar tus precios y mejorar el servicio al cliente. Recompensa los fracasos así como los éxitos, eso si el resultado es una lección que ayuda a la empresa.
8. Asigna recursos suficientes para superar las limitaciones. Esperar a tener buena suerte y presionar a la gente no es liderazgo. Ser capaz y estar dispuesto a asignar los recursos necesarios para ganar las pequeñas batallas te dará al final la victoria. Esto significa contratar a las personas correctas, dar buen entrenamiento y herramientas y mejorar los sistemas para superar los retos.
9. Incentiva el crecimiento de la empresa y el bienestar de la gente. Como modelo a seguir, debes mejorar continuamente tus propias habilidades, estar alerta a nuevas cosas y agudizar tu habilidad para escuchar. Significa ayudar a que los otros crezcan, no castigarlos por los fracasos. Esto aplica también para los proveedores y socios.

10. Siempre acepta la responsabilidad por los resultados y negocios. Los líderes no necesitan excusas, como la economía del país o la competencia. Todos cometemos errores, lo cual es una consecuencia de abordar los nuevos retos empresariales. Las buenas noticias son que nadie es un líder nato, todos estos hábitos y mentalidades pueden adquirirse con el tiempo. El liderazgo no viene con el éxito, pero el éxito sí viene con el liderazgo.